jueves, 30 de abril de 2009

Trinh T. Minh-ha "Reassemblage". (1983)

Después de 60 años desde Nanook, finalmente llega alguien que se cuestiona la validez de este tipo de películas donde se pretende retratar al "extraño". Cuantos documentales no se han hecho desde Flaherty donde nos muestran como viven los arborígenes de tantos lados del mundo, sus bizarros hábitos alimenticios, sus jerarquías sociales desorganizadas, sus ceremonias religiosas primitivas. Todas estas películas parece que sirven un solo propósito, satisfacer al hombre blanco occidental, confirmar sus creencias sobre otras culturas, hacerle sentir bien por llevar la civilización a todos los rincones del mundo.

Para Trihn T. Minh-ha, estos documentales etnográficos son tan perversos como los colonizadores que se impusieron alguna vez sobre esta gente. Por eso Reassemblage no puede ser una película convencional, con un voice over que nos dicte lo que vemos. Reasemblage no está hecha para cumplir con las espectativas de la audiencia, no es una película cómoda ni fácil, si fuera así estaría traicionándose a si misma. Creo que la dificultad de entenderla se refiere a la realidad de las diferentes culturas del mundo, no pueden ser entendidas en la simplificada forma que se nos presenta en la televisión comercial, en el National Geographic.


Un clásico video etnográfico


1 comentario: